27 de mayo de 2017

SAÑA



Si los libros tuvieran dientes en lugar de hojas y pudieran morder, uno de ellos sería "Saña" de Margo Glantz (autora que no conocía hasta ahora). Cuando menos extraño, "Saña" es un libro inclasificable, raro, de esos que te dejan un inexplicable sabor de boca, y no recomendable para todos los públicos. Como nos cuenta en la contraportada, el tema de "Saña" es su título, una exploración en torno a ese sentimiento, más allá del rencor, del odio, de la inquina. El libro consta de pequeños artículos (prácticamente uno por página), apuntes o reflexiones que funcionan de forma autónoma aunque también sutilmente conectados al abordar -principalmente- historias sobre los pintores Bacon y Spencer, las andanzas de Rimbaud o el músico Scarlatti y temas tan crudos y crueles como el holocausto nazi, la intolerancia hacia lo monstruoso y lo incompleto en el Antiguo Testamento, la moda o los museos de Nueva York.

"Saña" tiene ese extraño poder sugestivo de atrapar la mirada morbosa del lector, como cuando vemos un accidente en la carretera y reducimos la velocidad al pasar al lado de la ambulancia.
Este libro es uno de esos que me ha encontrado a mí en una biblioteca.

Transcribo dos de sus artículos que me han llamado la atención:

CUENTO DE HADAS
Hubo una vez una ciudad polaca llamada Oswiecim, con su castillo, varias iglesias, el amplio mercado medieval y una sinagoga. Fundada en 1270 por los alemanes, vivieron allí hasta 1457. Varios siglos después la recuperaron y se convirtió en el centro simbólico de la Alemania Oriental, a partir de 1940.
Fue entonces, y a la vez, una ciudad modelo y un campo de concentración con sus barracas, sus cámaras de gas, su crematorio y amplios espacios para trabajos forzados. Hoy se la conoce solamente como Auschwitz-Birkenau, quizá tambien como Oswiecim, próspero pueblecito cercano al campo.

JERARQUIZAR
La suciedad podría definirse simplemente como algo que no está colocado en su lugar.



#Lecturas.

25 de mayo de 2017

UN AFORISMO

Una calle de Londres ©SandraSánchez


Quien escucha la lluvia como quien oye llover,
 no está escuchando la lluvia.



©SandraSánchez
#MisAforismos


23 de mayo de 2017

Un Microrrelato

LUNA LLENA


El crujir de las hojas les recuerda lo solos que están, así que se desvía del camino por el otro sendero. Se encuentran donde siempre, en el hueco del árbol más viejo del bosque. Ella deja dentro de la cesta su candidez, él hace mucho que ha escondido su brutalidad al fondo de la cueva. Se dejan llevar por sus instintos más salvajes como si esa vez, de nuevo, pudiera ser la última. 


Más tarde, su abuela y ella cierran bien las contraventanas de la casa y se meten en la cama. Los días de caza ni la una, ni la otra quieren escuchar los aullidos de las bestias.

©SandraSánchez
(Para los Relatos En Cadena de La SER)

16 de abril de 2017

TRES AFORISMOS SOBRE LIBROS




El olor de las hojas de un libro nuevo es una fragancia que ningún perfumista será capaz de superar.

*****
Una mesilla de noche sin libros coloca al despertador en un pedestal.

*****
Me gustan las casas llenas de libros, pero aún me me gustan más las personas llenas de libros.



©SandraSánchez
#MisAforismos



13 de abril de 2017

Un micro

NADA

Subió los diez pisos hasta la azotea y se arrojó al vacío. Justo antes del impacto, se dio cuenta de que estaba dormido en aquella cama de hospital y de que la única movilidad que tenía seguía siendo la de sus párpados.

Chocó contra el suelo y disfrutó, durante una centésima de segundo, de la liberadora caricia de la muerte sobre su cuerpo.



©SandraSánchez
#RelatoEnCadena para los Relatos En Cadena de la Ser


8 de abril de 2017

DÁNDOLE VUELTAS AL AFORISMO




El aforismo siempre tiene algo que decir.

*****

El aforismo desde que nace es ya un viejo.

*****

Al aforismo se le reconoce presunción de veracidad. ¿O no?.



©SandraSánchez   #MisAforismos




7 de abril de 2017

ViernesCreativos (Palabras para una Imagen) XLVIII


©Juancho Plaza


H.

Al terminar el último bocado agrio de aquel queso de cabra apareció, de repente, en un camino desconocido. Se encontró con una ropa extraña y un cuerpo adolescente de carne y hueso que apenas pudo reconocer. A lo lejos, escuchó unos ladridos y decidió encaminarse hacia allí. Hizo autoestop al ver que iba a adelantarla un chico en un Land Rover serigrafiado que ponía: “Apartamentos Rurales: Copito de Nieve”.



©SandraSánchez  para los ViernesCreativos del blog El Bic Naranja.



AVISO IMPORTANTE

Al haber cambiado la dirección de este blog, la nueva URL que se debe añadir para que se actualice correctamente si se quiere tener enlazado en un blogroll (la lista de blogs del lateral que solemos leer) es la siguiente (debe copiarse tal cual):

http://letricidiospremeditados.blogspot.com/feeds/posts/default?alt=rss